Publicidad

Custodios del virus

Tras más de seis meses vigilando las cárceles de El Salvador, el ejército ha demostrado su eficacia impidiendo la entrada de ilícitos, pero también ha dejado patente que su personal no es inmune ante la enfermedad que circula desde hace años por  los penales del país: la corrupción.

Edu Ponces

 
 

Publicidad
Publicidad

 CERRAR
Publicidad